La Procuraduría de la Defensa al Contribuyente ofrece de manera gratuita los servicios de asesoría, representación y defensa, así como recepción de quejas, contra actos de las autoridades fiscales que vulneren los derechos de los contribuyentes.