El acceso a la información debe ser el pilar sobre el que se construyan políticas y acciones en materia de transparencia, rendición de cuentas, y participación ciudadana que permitan generar un puente de diálogo sincero entre autoridades y ciudadanos.

Mediante estas acciones habremos de fortalecer un gobierno más abierto al escrutinio público y fomentar una relación entre sociedad y gobierno basada en la confianza, la colaboración y la responsabilidad compartida.